Si tienes una idea para una app, quizás lo que te contamos a continuación te interesa. Solo en 2020, los usuarios descargaron más de 218 millones de aplicaciones móviles;  casi el doble si lo comparamos con los datos de cinco años atrás. 

En la actualidad, según Statista, existen más de 5 millones de aplicaciones móviles disponibles entre las tiendas de descarga de aplicaciones más importantes.

Estos no son sólo un par de datos aislados, sino que se alimentan directamente de un creciente uso del smartphone y de un proceso de digitalización sin precedentes.

Por todo lo anterior, desarrollar una app parece una gran idea si además tenemos en cuenta todas las ventajas de tener una app para tu empresa o negocio.

Por dónde empezar si tengo una idea para una app

Entonces, ¿Qué hacer si tienes una idea para una app? Existen algunos pasos que todo plan de negocio comparte con el desarrollo de una app; otros, sin embargo, serían sólo de aplicación en el caso de tener una idea para una app y querer desarrollarla.

Aún así, te dejamos por aquí los que, a nuestro parecer, son los pasos para empezar si tienes una idea para una app móvil.

Encontrar tu proposición de valor

Esto significa encontrar lo que aportas diferente al resto, tu ventaja competitiva, y materializarlo en las principales características que tendrá tu app.

Responder algunas preguntas como qué va a ofrecer mi aplicación a los usuarios,  cómo voy a hacer más sencilla la vida de las personas con mi app o qué motivaciones tendrán los usuarios para descargarla, quizás te ayude.

Investigar el mercado y a tus usuarios

Lo segundo es validar la idea en el mercado, revisar la competencia, ver si la idea no está desarrollada en el mercado, si no hay nada parecido, … En definitiva, investigar el mercado y comprobar que tu idea tiene un valor diferencial suficientemente válido como para que tenga sentido desarrollarla.

Pero en el mercado también hay otros agentes muy importantes: los usuarios. Deberás realizar un análisis de tu público objetivo y conocer no sólo sus características socioeconómicas, sino también su estilo de vida o el tiempo de uso de su smartphone.

Preparar el desarrollo de la app

Si tienes una idea para una app y no dispones de los medios o conocimientos necesarios, lo mejor es que contrates a profesionales en el desarrollo de aplicaciones móviles con amplia experiencia que sabrán cómo guiarte en todo este proceso.

En el punto siguiente vamos a contarte cómo es el proceso de desarrollo de aplicaciones móviles para que sepas también más sobre la parte técnica, aunque tú ya has completado una parte muy importante: tener una idea para una app.

Cómo desarrollar una idea para una app

Bien, ya has decidido contar con la ayuda de un equipo de desarrolladores de apps móviles para darle vida a tu idea de aplicación. Ahora, ¿Qué sigue?

Desarrollar la idea para la aplicación

Con desarrollar la idea para la aplicación nos referimos a listar las funcionalidades que tendrá tu app. Por ejemplo:

  • Determinar el diseño de la aplicación, cómo será, qué partes tendrá, colores corporativos, etc.
  • En términos de usabilidad, decidir cómo será la interfaz y el manejo de la app.
  • Decidir qué sistema de pago tendrá.
  • En cuanto a notificaciones, decidir si será in-app o push.
  • Decidir cómo serán las funcionalidades en cuanto a seguridad.
  • Determinar si el usuario podrá compartir información.

Decidir las formas de monetizar la app

En este punto, se trata de decidir cómo ganar dinero con la idea de aplicación. Entre las opciones más utilizadas a día de hoy están:

  • Publicidad. Implantar anuncios en la propia app para monetizarla, aunque también puede hacerse con pago por impresión (cuando se muestra un anuncio) o cuando los usuarios hacen clic.
  • Pago por descarga. El 90% de las apps del mercado son gratuitas, así que esta opción representa un porcentaje pequeño.
  • Modelo de suscripción. Esta opción es bastante común y consiste en ofrecer contenido de forma gratuita durante un tiempo limitado y, después de ese tiempo, cobrar una cuota de suscripción por él.
  • Modelo freemium. En las apps puede haber diferentes tipos de precios, una versión gratuita con funcionalidad básica o reducida, y versiones de pago que aumentan dichas funcionalidades.
  • Compras in-app. Es decir, compras dentro de la propia app. Consiste en vender artículos virtuales a los usuarios, los cuáles podrán usar dentro de la propia app. Un ejemplo son los filtros para fotografía que se pueden comprar dentro de apps de edición fotográfica.
  • Ecommerce apps. Son las apps en las que puedes realizar compras, tiendas online cuyo principal objetivo es vender.

Test de la aplicación antes de ser lanzada

Antes de hacer un test es necesario tener un prototipo. Tener un prototipo o demo de tu app te servirá para hacerte una idea del resultado final sin haber perdido tiempo de desarrollo o haber invertido mucho esfuerzo. Sabrás, antes de lanzarla, qué es lo que funciona y qué no.

Protege tu idea

Llegados a este punto es momento de proteger tu idea para que nadie te la robe. Existen varias opciones, tú decides cuál es la que más te interesa:

  • Firmar NDA (Acuerdos de confidencialidad) con autónomos o empresas especializadas.
  • Proteger los derechos de propiedad intelectual.
  • Copyright.
  • Registrar la marca.

Obtener Presupuesto Estimado

Aunque pueda parecer obvio, es un paso antes de decidir otras cosas. Dependiendo del presupuesto necesario para llevar a cabo tu idea de aplicación, quizás tengas que plantearte tus fuentes de financiación.

En este artículo te contamos de qué depende el precio de una app y puede servirte para saber cuánto de amplio podría ser tu presupuesto.

Funding y alternativa MVP

Es muy normal que, para llevar a cabo una idea de aplicación, se necesiten fondos por lo que deberás buscar formas de financiar la app. Existen varias alternativas:

  • Crowfunding. Sitios web de negociaciones colectivas.
  • Social Networks. Redes sociales de negocios y profesionales.
  • Colectivos de startups.
  • Aceleradoras e incubadoras de empresas.

Si te decantas por estas opciones, debes conocer un término que se utiliza mucho en las rondas de financiación: los MVPs o el Producto Mínimo Viable. Se suele emplear también teniendo en cuenta el límite inicial de inversión, venga de donde venga o para validar la idea antes de ir adelante con el resto de funcionalidades de la misma.

El MVP aplicado a la idea de tu app, consiste en una versión inicial de la misma que tiene las condiciones mínimas para salir al mercado, independientemente de si es o no aceptada por este. Sería algo así como un proceso de Crear-Medir-Corregir, para validar la idea como paso previo al desarrollo de todas las funcionalidades de la idea de la app.

Desarrollo técnico de la app

Llegados a este punto y, habiendo pasado por todos los anteriores, sería el momento de empezar con el desarrollo de la app.

Si has contratado a una empresa de desarrollo de aplicaciones móviles, no tendrás que preocuparte de nada (o de casi nada). Lo bueno de esta opción es que contarás con todo el expertise de profesionales expertos en el desarrollo de apps móviles, pero además, como es nuestro caso, dedicamos el tiempo suficiente para hacer un estudio de estilo.

Realizamos pruebas y bocetos para qué para que quedes conforme con cómo se plasma tu idea y damos mucha importancia a la parte de diseño o visual de una app para que transmita aquello que la aplicación pretende expresar.

Preparar la promoción de la app

En esta fase y teniendo en mente el lanzamiento de la app al mercado, es momento de preparar la promoción de la app en el mercado, aquellas acciones que darán a conocer tu idea para una app.

Entre las estrategias más utilizadas están:

  • Crear una página web para informar sobre la app.
  • Establecer un propósito diferenciador con CTAs llamativos.
  • Trabajar ASO para posicionar tu app y SEO para posicionar la página web.
  • Ofrecer un lead magnet con información útil para los usuarios a cambio de una descarga.

Lanzamiento de la app al mercado

Cuando tu aplicación haya sido probada en versión beta y esté lista para implementarse, es momento de publicarla en las respectivas tiendas: Google Play, Apple Store, etc.

En este punto, ya habrás elegido una o ambas tiendas de aplicaciones según se trate de si es una app nativa o una app multiplataforma. Además, hay tecnologías que valen para apps en ambas plataformas, como el tipo de desarrollo que realizamos en Yapiko.

Medición y Mejora Continua

Aunque tu idea para una app esté en el mercado, el proceso no ha terminado. Es momento de comprobar si el lanzamiento al mercado ha ido como se esperaba y realizar mediciones o análisis. El mercado cambia constantemente y se hace necesario mejorar continuamente.

Algunas de las métricas que puedes utilizar para conocer el éxito de tu aplicación son:

  • Engagement: nº de usuarios que abrieron por primera vez la aplicación y usuarios totales que se han descargado la app.
  • Retención de usuarios: por ejemplo, porcentaje de usuarios que se quedaron tras el primer día, tras una semana o después de un mes.
  • Nivel de actividad de los usuarios habituales.

Empresa especializada en desarrollo de aplicaciones móviles

Si finalmente quieres llevar a cabo la idea de tu app, en Yapiko nos ponemos a tu completa disposición. Somos especialistas en desarrollo de aplicaciones móviles y estaremos encantados de atenderte.

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos y ayudaremos en todo lo que necesites Además puedes solicitarnos presupuesto sin ningún compromiso. Lo hacemos porque nos implicamos en tu negocio, porque queremos impulsarte a crecer como empresa.