Uno de los desafíos a los que se enfrentan nuestros clientes es conseguir que sus usuarios se descarguen sus aplicaciones móviles. Sin embargo, lo más difícil es conseguir la recurrencia en las Apps, es decir, que los usuarios regresen y la utilicen con frecuencia.

Cuando se desarrolla una App, lo que se busca es construir una relación duradera con la marca. Por este motivo, en Yapiko queremos contarte cómo conseguirlo.

¿Qué es la recurrencia en términos Mobile?

La recurrencia consiste en volver a hacer una acción de forma reiterativa. Por lo que, si llevamos este concepto a las aplicaciones móviles, es posible definirlo como la capacidad que ofrece una App para retener el máximo tiempo posible a los usuarios debido a que ofrece un valor relevante.

El ejemplo más claro de lo que se quiere conseguir en términos de recurrencia en las Apps son las aplicaciones más famosas como WhatsApp, Instagram o TikTok.

A lo largo del día, casi automáticamente, miramos estas aplicaciones y las revisamos en busca de novedades. Se podría decir que estas compañías han creado un vínculo muy fuerte con sus usuarios y es casi imposible que se desinstalen.

Aunque no hay una forma secreta para conseguir la recurrencia en las Apps, sí que podemos guiar estratégicamente al usuario acorde a sus necesidades y al tipo de aplicación que estemos ofreciendo.

¿Qué aspectos básicos debe cumplir una App?

Existen algunos factores importantes que hay que tener en cuenta a la hora de desarrollar una aplicación móvil:

  • Resolver problemas habituales: las aplicaciones desarrolladas deben ser útiles y cumplir alguna necesidad de los usuarios como por ejemplo escuchar música, pedir comida, hacer un pedido online…
  • Deben ser únicas y aportar valor: gracias a esto será posible destacar de la competencia y animar a la gente a que escoja nuestra aplicación.
  • Simplicidad y facilidad de uso: la mejor App es la que tenga una interfaz simple, clara, precisa y ofrecer un uso sencillo.
  • Enfocarse en un propósito específico: a la hora de desarrollar una aplicación, céntrate en que resuelva una necesidad en concreto, como, por ejemplo: comprar productos, buscar información, contratar servicios…
  • Estar enfocados en un nicho: especifica la categoría en la que se va a enfocar tu aplicación si es juegos, fotos y vídeos, redes sociales, etc.

Tasas de desinstalación

Se han realizado diversos estudios donde se muestran las tasas de desinstalación de una App. Por ejemplo, Braze, una agencia de Nueva York, en un estudio reciente que hizo pudo ofrecer datos sobre las tasas de desinstalación:

  • Aproximadamente, el 75% de los usuarios, no vuelven después del primer uso de la aplicación.
  • Hay una gran variación de retención entre un sistema operativo y otro. Por ejemplo, las aplicaciones de Android presentan una mayor retención que las de iOS.
  • Los juegos son las categorías que más consiguen retener al usuario.

Con respecto al último punto, desde Yapiko lo hemos podido comprobar de primera mano con nuestro juego RFM, donde puedes convertirte en entrenador de fútbol de los mejores equipos de la historia.

Estrategias de recurrencia de usuarios

Existen distintas acciones que pueden aumentar la recurrencia en las Apps y, por consiguiente, conseguir que un usuario no elimine la aplicación:

  • Anuncios: una de las acciones que más rechazo produce en los usuarios es abrir una aplicación y que aparezcan muchos anuncios. Son métodos agresivos que lo único que consiguen es enfadar a los usuarios.
  • Precio: existen usuarios que se niegan a pagar por una aplicación, así que, si es posible, ofrécela gratis. También es interesante el modelo freemium, donde la mayor parte de los servicios se ofrecen de manera gratuita pero para acceder a otros servicios más especiales o avanzados el usuario tiene que pagar.
  • Tiempo de carga: la mayoría de usuarios busca que una app esté cargada en menos de dos segundos, intenta que esto sea así, ya que normalmente la gente no tiene paciencia y podrían desinstalarla.
  • Notificaciones push: hay que tener cuidado con esto, ya que puede ser un arma de doble filo. Por un lago, es una buena herramienta de fidelización, pero, por otro lado, si se usa en exceso resultan irritantes. Gestiona correctamente tu estrategia de comunicación y controla el número de notificaciones que van a recibir.
  • Mala usabilidad: la navegación debe ser intuitiva y fluida. Una persona que acaba de bajarse la aplicación no sabe cómo funciona, por lo que puedes poner un pequeño tutorial donde le guíes paso a paso.

En Yapiko te ayudamos a desarrollar tu app para iOS y Android adaptándonos a tus necesidades para diseñar tu solución a medida, ¡contáctanos!