prueba de concepto en el desarrollo de apps

Qué es una prueba de concepto en el desarrollo de apps

Un gran porcentaje de startups fracasan y una de las razones de ello es no conocer la demanda real que puede tener su producto o servicio. En la mayoría de los casos, las compañías optan por ir directamente a la fase de diseño y desarrollo del producto sin analizar previamente otros factores. Es en estas fases, donde cobra gran importancia la prueba de concepto en el desarrollo de apps.

¿Cuándo se necesita una prueba de concepto?

Cuando un producto se lanza al mercado, suelen darse dos supuestos:

  • O bien es una app parecida que ya está en el mercado.
  • Por el contrario, es un producto completamente innovador.

Si se da el primer caso, para conseguir destacar de la competencia, es necesario incluir funcionalidades novedosas que llamen la atención en el mercado. Es en el último supuesto, donde se necesita una prueba de concepto antes de desarrollar un proyecto que no esté testado o que no tenga buena aceptación en el mercado.

¿Qué es una prueba de concepto en el desarrollo de apps?

La prueba de concepto también recibe el nombre de Proof of Concept, permite verificar que la idea sobre el software es viable. Dicho con otras palabras, consiste en probar que una app puede funcionar en la vida real tal y como la habíamos imaginado.

La prueba de concepto debe llevarse a cabo antes de comenzar con el diseño y desarrollo y se basa principalmente en comprender si nuestro proyecto puede ser viable con la mínima inversión posible. En ocasiones, la prueba de concepto implica una implementación rudimentaria para verificar su viabilidad.

Dependiendo de cómo sea el proyecto, la prueba de concepto puede ser suficiente con un documento técnico. Sin embargo, si es un proyecto más complejo, tal y como hemos mencionado anteriormente, puede ser necesaria una demo básica.

En este punto, no sería necesario invertir ni en el desarrollo de código ni en el diseño, pero sí que hay que aclarar las especificaciones técnicas.

¿Cuál es la diferencia entre prueba de concepto, prototipo y MVP?

En la entrada anterior del blog explicamos más detalladamente qué es MVP. No obstante, vamos a definir estos tres conceptos porque pueden ser confusos entre ellos.

Prueba de concepto

En este caso, es fundamental comprobar la viabilidad técnica de la solución y sirve para entender el funcionamiento del proyecto. Es primordial definir un objetivo definido y claro y su consecución nos ayudará a construir la solución buscada.

Podemos definir la PoC como la evidencia que necesitan los inversores para el desarrollo del proyecto.

Prototipo

Aquí se pone el énfasis en conocer el diseño y la interacción con el producto. El desarrollo de un prototipo nos ayuda a tener un diseño dinámico de la app y tener una idea básica de qué trata.

Como resultado podemos obtener una app que demuestra todo lo que puede llegar a hacer. La principal diferencia con la Prueba de Concepto es que la inversión se puede reutilizar cuando se llegue a la etapa de diseño.

Mínimo Producto Viable

Para finalizar, el MVP consiste en construir una versión del producto que consiga satisfacer las necesidades del usuario. En el MVP el objetivo es crear un producto lo suficientemente desarrollado como para recibir un feedback del mercado.

En este último caso, se lanza el producto para probarlo y debe tener las funcionalidades esenciales.

¿Qué ventajas presenta validar la App con la Prueba de Concepto?

Entre las ventajas que tiene realizar la Prueba de Concepto podemos destacar las siguientes:

Asegurar la viabilidad antes del lanzamiento

El objetivo principal de PoC es demostrar técnicamente que la prueba es viable y se puede llevar a cabo. Indicará la dirección técnica correcta para conseguirlo y se analizará en esta fase los factores externos que se necesitan para llevarlo a cabo.

Entender el producto

Sirve para comprender mejor cuál sería el funcionamiento del proyecto. Nos ayudará a conocer las limitaciones y las ventajas de la App y nos ayudará a priorizar las funcionalidades.

Reducir el riesgo

Gracias a la prueba de concepto tendremos la confianza suficiente como primer paso antes de seguir adelante con el desarrollo de la idea. Servirá de ayuda para conocer los costes, la viabilidad y ayudará a disminuir el riesgo de fracaso a los inversores.

En resumen, podemos decir que la prueba de concepto es necesaria para demostrar que la idea es viable y funciona antes de comenzar a invertir en el diseño y el desarrollo.

En Yapiko siempre aconsejamos la realización de la prueba de concepto antes de ejecutar cualquier desarrollo App y así efectuar las modificaciones que sean convenientes sin invertir más recursos de los necesarios.